Panorama. Un proyecto para el espacio Rambleta. 2021…

Panorama es un proyecto dividido en varias fases. Un trabajo de síntesis a medio camino entre la performance, el site specific y la instalación, que se formaliza y se acciona a través de un dibujo mural colaborativo. Panorama se plantea como una reflexión sobre el hecho artístico y su autoría, sobre qué es dibujar, y sobre el significado de las imágenes y nuestra idea de paisaje abordados desde la abstracción.

Inauguración. Panorama se abrirá al publico con una mesa-maqueta como único elemento expositivo. Sobre ella se extenderá un plano a lápiz de Rambleta y sus alrededores, un modelo a escala del dibujo mural en su primera fase y un texto explicativo del proyecto. Este dispositivo permitirá al espectador visualizar y contextualizar el proyecto, y desplegar sobre ese plano un aparente mundo sin fin, estableciendo una relación mental entre arquitectura, territorio y paisaje.

Intervención. Durante los diez días siguientes llevaré a cabo una acción lenta y meditada abierta al público: el frottage de todas las paredes y las columnas de la sala. Un gesto sencillo con barras de pastel rojo, verde y azul; los tres colores básicos luz. Tres colores (RGB) cuyas infinitas combinaciones dan como resultado cualquier imagen proyectada.

 

A modo de catas arqueológicas esta simple operación hará visible la textura de la pared, su memoria intangible, las huellas ocultas que otros artistas y otras actividades han dejado grabadas en su superficie. Unos muros aparentemente neutros que al ser intervenidos, revelarán su propia historia. Repintes, revoques, imperfecciones, detalles de una orografía invisible a simple vista. Reflejos de una mirada que se recreará en lo insignificante, lo inadvertido, lo mínimo. Aspectos que, sin embargo, delatan el paso del tiempo y los acontecimientos velados bajo capas de pintura que aparentemente lo borran todo.

El resultado de tan intenso y obsesivo dibujo -mecánico, carente de gestualidad y maestría- será una nueva piel aterciopelada. Un mapa cartográfico a escala real y una suerte de paisaje en el que perderse, donde podremos ver tanto como estemos dispuestos a dar. Un Panorama que irá del más pequeño accidente topográfico hasta y hacia lo abstracto, lo metafórico y la proyección mental de la mirada

Taller. En la sala ya intervenida -y transformada en una suerte de escenografía con las parades funcionando tanto de fondo como de telón- se programará el taller Métodos y procesos. Una nueva acción performática con diferentes actores y espectadores.

Acción. Un gran lienzo en blanco. Un dibujo en continuo proceso. En eso paradójicamente se transformará Panorama: un frottage atractivo al tacto, potente y frágil a la vez, que se convierte al tocarlo en una suerte de pigmento vivo, al poder redibujar con nuestras propias manos y transformar ese gran Panorama a nuestro antojo. Durante todo el tiempo que la exposición permanezca abierta sus paredes serán un espacio donde el visitante podrá expresarse libremente, desdibujando con sus manos mi trabajo, sumando a esas huellas recuperadas y a mi labor nuevas capas, otros gestos, dibujos o palabras. El resultado será un paisaje de imágenes, tiempos, acciones e intenciones.

Conferencia. Como epílogo de la exposición se programará durante los últimos días la conferencia El paisaje porque sí.

Borrado. Realizado también por mí, esta fase consistirá en el repintado de las paredes para volverlas a su blanco original. Con esta última acción el dibujo no desaparecerá, sino que se hará invisible y quedará oculto y latente para siempre. Este proceso como todos los anteriores también será abierto al público.

En resumen Panorama y todas sus acciones reflexionan sobre el dibujar como actitud -hacerlo bien o hacerlo mal-, sobre la experiencia artística como acto performático; sobre la exposición como un acontecimiento de exploración y expectativas, donde encontrarse, compartir y dejarse llevar. En definitiva una experiencia que nos invita a posicionarnos como espectadores o hacedores, y en el que la autoría se cuestiona y se diluye en el propio desarrollo del proyecto.